Pequeños retos, grandes cambios

Pequeños retos, grandes cambios

Hay ocasiones en las que nos sentimos atascados, faltos de motivación y con la necesidad de un cambio, pero no sabemos qué rumbo escoger o cómo comenzar.

¿Qué hacer en esos momentos? ¿Cómo permitir que lleguen a nuestra mente nuevas ideas, nuevas posibilidades? ¿De qué modo inyectar en nosotros la motivación y confianza necesaria para enfrentarnos a un camino desconocido?.

Para estos casos os propongo algo que a mí me ha dado el impulso que necesitaba en esos momentos y que ha enriquecido mi vida en muchos aspectos, una herramienta cuyo objetivo es permitir que fluyan hacia ti pensamientos nuevos e inspiradores, así como darte la confianza que necesitas para impulsar ese cambio de rumbo.

Consiste en un serie de pequeños retos que plantearnos cada día, no se trata de retos orientados a un fin en particular, pueden ser muy diversos y adaptados a cada persona, lo que deben tener en común es que sea algo que tenemos la capacidad de realizar pero que bien por miedo o por costumbre no nos hayamos atrevido a enfrentar.

“Todo progreso se debe a que la gente se atreve a ser diferente”. -Harry Millner-

¿Cuáles son esos pequeños retos que podemos ir superando? Algunos ejemplos podrían ser:

  1. Probar un alimento nuevo o exótico que no hayamos probado antes.
  2. Entablar conversación con alguien en la parada del autobús.
  3. Preguntar a un turista que esté mirando un mapa si podemos ayudarle.
  4. Hacer un regalo improvisado a una persona especial.
  5. Escribir a alguien a quien admiras.
  6. Comenzar esa actividad que siempre hemos querido hacer.
  7. Practicar con personas nativas el idioma que estamos aprendiendo.
  8. Apuntarte a una carrera popular.
  9. Preparar una fiesta sorpresa.
  10. Realizar un pequeño cambio de ruta hacia el trabajo y disfrutar de nuevos paisajes.

Para cada persona el desafío será diferente, personalízalo a tu gusto, siempre y cuando suponga un pequeño reto para ti será bienvenido. Si no eres capaz de hacerlo en el primer intento, no desistas, a la próxima saldrá, plantéatelo como un pequeño juego personal. Es interesante que comiences por los retos más sencillos para ti, para que poco a poco adquieras confianza y puedas afrontar retos mayores.

La Neuróbica,  o “aeróbica de las neuronas” es como llaman en el campo de la Neurociencia al hecho de ejercitar el cerebro con diferentes estímulos y actividades que rompan la rutina diaria. Estudios en este ámbito han demostrado que  de esta forma se crean nuevos patrones de actividades en las neuronas del cerebro manteniendo así una mente ágil, sana, y con facilidad para concentrarse y tener mayor creatividad.

Conforme realices retos, nuevas actividades, irás conociéndote más y más, descubriendo nuevos gustos, aficiones…Irán desapareciendo viejos esquemas al haber hecho trabajar a tu mente de formas que antes no lo hacía, manteniéndote en un estado de aprendizaje, con la mente “fresca” permitiendo así que surjan nuevas ideas y perspectivas.

Y por supuesto, felicítate por aquello que vas superando : ) recomiendo anotar cada uno de esos pequeños retos, por poco importantes que te parezcan, y leerlos cuando te apetezca recordarlos. Al cabo de un tiempo verás la cantidad de cosas que hiciste, sentirás emoción por lo superado y te darás cuenta de las nuevas opciones que se han ido abriendo a tu paso casi sin darte cuenta.  Verás cómo esos pequeños retos han sido un punto clave para la confianza y seguridad que está surgiendo día a día en ti.

Para terminar os dejo una escena de la película Amelie, cuya protagonista, de un modo muy simpático, también decide cambiar la rutina de su día a día realizando pequeñas retos y acciones para ayudar a los demás y que van sirviendo también para ayudarla a ella misma.

Saray García Castro 

Colaboradora Instituto del Optimismo – Ingeniera Superior de Telecomunicaciones-       “…Así que suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. ¡Explora, Sueña, Descubre!” (Mark Twain)

 

Image Attribution: 

Images: ‘untitled’
http://www.flickr.com/photos/34720045@N08/3409852032
http://www.flickr.com/photos/34720045@N08/3409028063
Found on flickrcc.net

 

12 Respuestas

Precioso este artículo Saray!! 😀

Probar cosas nuevas y proponernos nuevos retos por pequeños que parezcan, nos abre las puertas hacia la magia de lo sorprendente. A través de estos pequeños retos descubrimos un nuevo mundo lleno de posibilidades y de personas auténticas que nos enriquecen el alma, y sobre todo revelamos el potencial que palpita dentro de cada uno de nosotros, para convertir esas experiencias en la energía que moverá grandes cambios positivos en nuestras vidas.

Muchas gracias por compartir, ¡un abrazo!

Muchísimas gracias Zuzel!!

Qué bonitas palabras! Me encanta tu comentario, no lo habría sabido sintetizar mejor, complementa a la perfección lo que quería transmitir. Gracias a ti también por compartir!:)

Un abrazo!

Saray

Gracias a ti Saray!! Fueron tus palabras que me inspiraron 🙂

Compartir lo que sentimos, apreciar y agradecer todo lo bueno que llega a nuestras vidas, también nos abre las puertas hacia la magia de lo sorprendente.

Un cariñoso abrazo!

Zuzel

03.25.13

Hola Saray,

es genial y muy motivador tu articulo! el hecho de plantearnos acciones nuevas en nuestra vida nos aporta creatividad y descubrimiento de nosotros mismos. Yo lo estoy empezando a crear como habito y me encanta!

Muchas gracias por compartirlo!

Un saludo,

Beatriz

Hola Beatriz!

Me alegra que te guste y que lo estés creando como hábito!
Seguro que está aportando muchas cosas positivas a tu vida.
Es la costumbre de no acostumbrarse!jeje

Un abrazo y gracias por comentar 🙂

Saray

03.25.13

Beatriz, me ha encantado!muy buena reflexión!Gracias por recordarnos lo que todos sabemos y pocas veces hacemos;) Brindo por los pequeños cambios!

Gracias Marian por tu comentario! supongo que iba dirigido a mí 😉

Un abrazo,

Saray

Excelente artículo que nos inspira a reflexionar que comenzando con acciones podemos hacer grandes cambios
Un abrazo

03.25.13

Maravilloso artículo. Esos pequeños pasos, son un buen trampolín hacia lo desconocido de nosotros mismos, nuestras capacidades y nuestro amor hacia los demás. La vida es un camino precioso digno de compartir con nuestras mejores acciones.

Muchas gracias Alfonso por tu comentario!

Y gracias Yolanda por tu comentario y bonita reflexión 🙂

Un cariñoso saludo,

Saray

Gracias Saray por un post tan enriquecedor y estimulante. Para mí lo cotidiano, los pequeños momentos son los principales elementos de alegría. Lo extraordinario sucede con menor frecuencia !! Así que hay que aprovechar el día a día, lo común, lo habitual. Hay una autora que trabaja estos temas y que a mí me gusta mucho. Es Ana Molina, os comparto el enlace a su web donde podéis ver sus libros y artículos sobre el tema.

http://www.anamolina.es/libros-publicados-2/

Un saludo,
David

Hola David!

Muchas gracias por tu comentario! Como bien dices si de lo común, de lo habitual aprendemos a extraer lo positivo y alegrarnos día a día, tendremos muchos momentos felices! voy a ver la web de la autora que indicas! 🙂

Un abrazo,
Saray

Deja tu comentario

* Nombre, Email y Comentarios son obligatorios

*

code

Buscar

Instituto del Optimismo



Optimismo Social




Archivos


Subscríbete al blog

Indica tu e-mail:


Mantén al día tu optimismo y sé el primero en enterarte de los nuevos post