¿Pensando en cambiar el chip?

¿Pensando en cambiar el chip?

Escribo este artículo en respuesta a una pregunta que me hizo Javier, un usuario al que agradezco que siga mis publicaciones, sobre el primer vídeo de “10 consejos para mejorar tu búsqueda de empleo”.
Me decía lo siguiente: … por mi forma de ser suelo deshacerme de las cosas que no me sirven o no utilizo, como ropa y otras cosas, ahora bien, ¿como se puede lograr hacer lo mismo en tu mente o tu cabeza? es decir, ¿cómo me digo fuera lo viejo, dentro lo nuevo y dejo espacio para lo nuevo en mi mente?

En el resto de vídeos de la serie aparecerán nuevos consejos que llevados todos ellos a la práctica consiguen que una persona poco a poco vaya introduciendo enfoques nuevos en su mente y empiece a ver la vida de otra manera.

Aún así, siendo prácticos, lo primero que debería hacer una persona que quiera desechar algunos patrones mentales, es identificarlos, saber claramente qué es lo que quiere “tirar”, igual que con la ropa y las demás cosas, si no elegimos qué tirar es imposible deshacernos de nada.
Después poco a poco deberá desprenderse de ellas y en el cerebro la manera de “tirar” algo es sustituir aquello que no nos gusta por algo nuevo. Lo ideal sería sustituirlo por algo opuesto y de mayor intensidad porque si no te arriesgas a que no funcione.

El neurólogo Antonio Damasio lo explica muy bien hablando de emociones: “la mejor manera de contrarrestar una emoción negativa concreta es tener una emoción positiva muy fuerte. Por lo tanto identifica y después sustituye, cambia tus pensamientos negativos, frustrantes, pesimistas o de preocupación por otros de ilusión, de fuerza de voluntad, de ánimo y de aceptación.

Así la emoción negativa se compensa con una positiva. Un pensamiento frustrante se compensa con uno de aceptación. Uno de preocupación se compensaría con uno de paciencia por ejemplo.
Uno de pereza con uno de fuerza de voluntad.

Y uno de desánimo con uno de ilusión o de esperanza. El problema es que muchas veces no nos gusta reconocer cómo somos realmente, como decía Nietzsche: “Si quieres volverte sabio, primero tendrás que escuchar a los perros salvajes que ladran en tu sótano”. Y luego otras veces simplemente nos gusta regodearnos en nuestras miserias.

Por eso siempre recomiendo buscar un propósito en la vida, un por qué, una motivación suficientemente profunda, dar un sentido a tu vida que te lleve como dice el escritor Javier Iriondo hacia tu transformación personal. Ya que eso te dará la fuerza suficiente para andar el camino, ampliar tus miras y reconocer humildemente tus errores.

Y si estás muy perdido y necesitas pistas obsérvate en la vida diaria, en las cosas cotidianas, observa cómo te comportas y según como actúes verás qué tipo de patrones y creencias hay en tu mente que te llevan a actuar así.

No busques excusas en las circunstancias o porque sea algo insignificante quieras restarle importancia. Como me decía mi querida Carmen Pastor, con la que viví un intenso proceso de coaching, que por cierto recomiendo a toda persona que necesite ordenar su ideas en la vida, “como haces una cosa haces todas”. Así que el asunto está bien claro, todos los detalles de tu vida diaria son pistas que te conducen a “cosas” que hay en tu mente y que a lo mejor debieras tirar. Tú decides.

¿Le dirías algo más a Javier? !Deja tu comentario!

Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.0 Genérica.

3 Respuestas

08.21.12

Muchísimas gracias Xarles, un saludo.

Me quedo con la frase de Nietzsche: “Si quieres volverte sabio, primero tendrás que escuchar a los perros salvajes que ladran en tu sótano”. Indudablemente es lo primero que tenemos que hacer si queremos cambiar algo. Lo que pasa que no es nada sencillo, aunque sin duda creo que es el único camino. Aunque también creo que cada persona tiene su tiempo, su momento y a veces al intentarlo se queda en eso, en una inentona.
Cuando empiezas a indagar en ti mismo aparecen muchas cosas que no te gustan en absoluto, que solo el hecho de haberlas reconocido, te horroriza!!! Yo creo que en este proceso es necesario que alguien te ayude porque en el trayecto van a aparecer muchos momentos de bajón y de baja autoestima. Creo que en estos momentos es necesario que una persona experta te guíe, para motivarte y para aprender a valorar cada pequeño logro que se va consiguiendo poco a poco cuando todos los perror salvajes de tu sótano se ponen a ladrar a la vez!!!
Qué importante es reconocer humildemente los errores de uno mismo!!!

Gracias Xarles por esta bonita reflexión, gracias Javier por ser la chispa que la inspiró :) :):)

Así es María, es importante si uno quiere progresar más rápido y de manera correcta, el buscar guías, instructores que hayan andado parte del camino y que lo practiquen en su vida cotidiana.
Porque aunque tú seas humilde y quieras reconocer tus errores, por falta de conocimiento muchas cosas que se te van a escapar y entonces sentirás que no avanzas o que todo sigue igual. De ahí la importancia de lo que dices en tu comentario: “…una persona experta que te guíe”
Gracias!! :)

Deja tu comentario

* Nombre, Email y Comentarios son obligatorios

*

Buscar