Las dosis de comportamiento positivo aumentan el bienestar

Las dosis de comportamiento positivo aumentan el bienestar
Photo credit: neuza teixeira

Si miramos todo lo que está pasando desde un plano superficial podemos decir que estamos viviendo una época de cambios pero si miramos desde un plano más profundo lo que estamos viviendo es sin duda un cambio de época. Un cambio de paradigma, un momento histórico en la evolución del ser humano social. Una transformación intrínseca en la que todos tenemos parte de protagonismo.

A pesar de los duros momentos que nos está tocando vivir debemos aprovecharlos para sentar unas bases sólidas que sostengan el nuevo modelo de sociedad.

El cambio irá en función del posicionamiento que adopte cada uno particularmente. Ya que es la transformación de la conciencia individual la que produce el cambio de conciencia colectiva.

En mi caso apuesto por el espíritu optimista, por la recuperación de valores, por ampliar el yo hacia el nosotros, por la interdependencia, por vivir como una parte del todo y no aparte del todo.

Por eso me reconforta ver que la ciencia esté apoyando y sosteniendo esta evolución hacia lo positivo demostrando los beneficios de tener en cuenta a los demás y de pensar en dar antes que en recibir.

Cito a Eduard Punset en su blog:

“Ahora resulta que las dosis de comportamiento positivo aumentan el bienestar de los colectivos considerados; los científicos están demostrando, además –aunque pocos les hagan caso todavía–, que factores biológicos como la oxitocina, pero no solo ella, están desempeñando un papel importantísimo a la hora de responder a un gesto de confianza desprendiéndose de dinero.”

“Dentro de muy poco tiempo se considerarán alumnos extraviados los preparados para triunfar cueste lo que cueste; aquellos cuyo comportamiento está regulado por el puro racionalismo y la consecución del propio interés.”

Leyendo esto es fácil darse de cuenta de que estamos pagando haber seguido el modelo de triunfar cueste lo que cueste y no pensar en las consecuencias para con los demás.

Por lo tanto es nuestra responsabilidad plantar una nueva semilla si no queremos que la historia se repita. Cambiar el racionalismo por la ciencia de la compasión. Depende de nosotros despertar esa nueva conciencia y vivir en paz.

¿Cómo te gustaría que fuese este cambio social que estamos viviendo?

2 Respuestas

07.24.12

¿Una sociedad en la que no nos veamos como contrarios ni enemigos, si no como complementarios? Me parece un camino mucho menos pedregoso, sin duda mucho más enriquecedor. Dejar de pisarnos para darnos la mano, genial!

Estoy de acuerdo contigo Gisela. Ha llegado la hora de abandonar los patrones que hemos seguido hasta ahora como sociedad para construir poco a poco un nuevo paradigma.

Deja tu comentario

* Nombre, Email y Comentarios son obligatorios

*

code

Buscar

Instituto del Optimismo



Optimismo Social




Archivos


Subscríbete al blog

Indica tu e-mail:


Mantén al día tu optimismo y sé el primero en enterarte de los nuevos post