Las 3 Claves para Ser Feliz

Las 3 Claves para Ser Feliz

La felicidad no es un sentimiento, es una decisión.  – Madre Teresa de Calcuta – [Retweet]

Seguro que si te preguntan sobre consejos o claves para ser feliz puedes nombrar unas cuantas y seguro que muchas incluso ya las aplicas en tu vida. Pero si tuvieras que decir sólo 3 ¿cuáles serían?

Porque muchas veces tenemos tantos y tantos consejos sobre tantas cosas que nos perdemos. O al menos yo me pierdo. Y necesito sintetizar la esencia de las cosas para poder centrarme y luego aplicarlo de verdad en mi día a día. El otro día vi un artículo que se titulaba ¡50 ideas para simplificar tu vida! 50 nada menos! ¡Pero lo peor es que había otro que hablaba de 100!

Así que como digo ante tanta infoxicación quiero y necesito síntesis en mi vida.

Por eso hoy quiero compartir contigo sólo 3 claves para ser feliz.

Evidentemente la felicidad es una suma de pequeñas acciones, pequeñas cosas que a cada persona le hacen sentir esa sensación de bienestar. Por eso para cada persona esto es muy personal.

Aunque sí es cierto que lo primero que deberías asumir es que la felicidad no tiene que ver con la hay fuera si no con la interpretación que hacemos dentro de nosotros de lo que hay fuera. Esa sería para mí la clave de bóveda: La felicidad en tu vida está directamente relacionada con la calidad de tus pensamientos. [Retweet]

Y eso no es algo nuevo, ya lo decía Buda hace más de 2.500 años pero parece ser que se nos olvida o que no le damos la suficiente importancia. O más bien que no nos lo acabamos de creer pese a las continuas evidencias.

Las 3 claves que ahora comparto contigo están directamente relacionadas con esa clave de bóveda, esa pieza sin la cual el resto de elementos no podría sostenerse.

PRIMERA CLAVE

Toma decisiones. Actúa.

Esta primera clave tiene mucho que ver con la frase que has visto al principio de la Madre Teresa. Los seres humanos tenemos una media de 65.000 pensamientos diarios y el problema no es la cantidad sino que el 95% de ellos son exactamente los mismos del día anterior. Por eso te invito a que hagas cosas diferentes cada vez que sientas que no estás en el camino que quieres estar.

Sal de tu zona de confort. Plantéate hacer cosas que nunca hubieras hecho.  Y hazlo todos los días. Pequeñas acciones. Aunque que sean cosas aparentemente insignificantes como volver a casa por un camino distinto, organizar ese trastero que no acabas de organizar, llamar a esa persona para la que no acabas de encontrar el momento, etc.

La clave es el movimiento. Y esos pequeños gestos son captados por tu subconsciente como una brisa de aire fresco.

La vida es cambio y por lo tanto movimiento. Si te estancas y no acompañas ese movimiento es muy difícil que seas feliz. Caerás en la indiferencia, la apatía o la depresión. Einstein decía que la vida es como una bicicleta, para mantener el equilibrio tienes que estar en movimiento. [Retweet]

Hace poco una de mis clientas de Coaching me decía que gracias a aplicar esto en su vida de manera diaria y constante había logrado atraer a su vida toda una serie de nuevas oportunidades que ni siquiera hubiera imaginado.

Así que recuerda, no dejes mucho tiempo entre que tienes una idea y la llevas acabo. Y si no tienes ninguna idea simplemete haz cosas que nunca haces. Toma decisiones, actúa. Equivócate pero permanece siempre en movimiento. Hay una frase que dice “Parálisis por análisis”, se nos olvida que tiene más importancia la acción que la perfecta ejecución de la misma. No le des demasiadas vueltas. Ya tendrás tiempo de corregir los detalles. Por ahora simplemente hazlo.

Y si tal vez estás en un momento en el que anímicamente estás deprimido o sin muchas ganas recuerda que al ponerte simplemente en movimiento tu estado emocional irá cambiando poco a poco. Las emociones son lo que nos mueve a las personas, por lo tanto entre tu cerebro límbico (emocional) y el movimiento físico hay una fuerte conexión que es bidireccional. Tú sientes algo y te mueves a la acción. Bien, pues al revés ¡ocurre exactamente lo mismo.! Muévete y crearás ese cambio de estado emocional que necesitas. Tu cuerpo segregará serotonina y endorfinas que te darán esa sensación de bienestar.

SEGUNDA CLAVE

Respeta siempre tu coherencia interna. Sigue tu intuición.

Continuamente estamos influenciados por nuestro entorno, familia, amigos, compañeros de trabajo y diferentes costumbres sociales. Y eso hace que dejemos de escuchar nuestra voz interior y que perdamos su rastro. Se confunden nuestros pensamientos y nos sabemos si es realmente lo que queremos o estamos siguiendo los pensamientos de otros que hemos hecho nuestros inconscientemente. La razón de esto es lo de menos, lo importante es que seas consciente de que cada vez que no sigues tu coherencia, que no escuchas esa voz y le haces caso, estás debilitando aquello que es más auténtico en ti. Tu esencia como ser humano, eso que te hace único.

Esta falta de coherencia es para mí el germen de la baja autoestima,   y que nos acaba arrastrando a la depresión, la desilusión, a sentir que estamos perdidos, a que las cosas no salgan tan fluidas como queremos y mil etcéteras más.

Así que te invito a que empieces a sintonizar con esa voz interior y a diferenciarla de las otras voces. Esto es algo que se entrena, una habilidad que poco a poco se va desarrollando. Para ello la práctica del silencio, de la respiración y de la atención plena son las mejores herramientas que tienes a tu alcance. A mí es lo único que me ha funcionado, mañana igual descubro otra cosa pero me temo que en esto no hay atajos, ni caminos fáciles como si fuera una “operaciones de estética”. La única manera de entrar en nuestra mente es a través de la meditación, y así despertaremos nuestra intuición verdadera. Y cuando tengas dudas de si es tu voz auténtica la que te habla aplica la primera clave, actúa. Y así verás si estabas equivocado o no. Con la práctica aprenderás a reconocerla. Pero no dejes de actuar por miedo o por pensar que estás siendo egoísta pensando en ti y en tu coherencia antes que en los demás.

No caigas en el error de pensar que realmente podrás ayudar a nadie si tú no estás bien primero, ni hablar.  Igual lo que haces es empeorar las cosas por tomar decisiones precipitadas en base a circunstancias que casualmente siempre se nos presentan como “urgentes”.

Sin embargo si tomas una decisión valorada desde tu coherencia interna lo que decidas estará siempre más equilibrado y en consonancia contigo.

Aunque al principio pienses que actuar así puede tener consecuencias negativas para tus relaciones créeme que en el largo no será así. ¿De qué te sirve tener personas, amigos o una pareja a tu lado que aprecia a alguien que no eres realmente?

Hacer cosas por agradar que chocan con tu coherencia pensando en que todo esté bien es sólo una recompensa pasajera que sólo sostendrás en el tiempo a costa de tu felicidad. No se me ocurre mayor atractivo para una relación que dos personas auténticas y coherentes se aprecian tal y como son. Acaso no nos resultan siempre más atractivas aquellas personas que vemos seguras de sí mismas y tienen claros sus valores y principios?

Así es, la coherencia interna te dará esa felicidad que nadie más puede tocar porque está dentro de ti y además tiene la ventaja de que se acaba convirtiendo en un valor positivo para los que te rodean.  Ahora bien, si te conviertes en un personaje odioso aunque muy coherente consigo mismo no creo que nadie quiera estar a tu lado. Esa no es tu voz interior, esa es otra de las voces que se ha hecho pasar por ella como mecanismo de autodefensa y te la ha colado. Es decir como me han hecho daño ahora me pongo mi armadura y se van a enterar. Este asunto me lleva a hablar de la tercera clave, que tiene que ver con dar lo mejor de ti al mundo.

TERCERA CLAVE

Crea una visión en la que puedas dar lo mejor de ti al mundo. Sueña.

El mundo le abre paso al hombre que sabe a dónde se dirige. [Retweet]  Esta frase de R.W. Emerson refleja muy bien lo que quiero decir con esta última clave. Y tampoco estoy diciendo nada nuevo. Pero…antes de seguir leyendo respóndeme a esta pregunta: ¿Para qué te levantas por las mañanas? (responde por favor mentalmente antes de seguir)

Si has respondido “para trabajar”, “para pagar la hipoteca”, “para ganar dinero”, “para mantener a mi familia” o cosas similares entonces tal vez no tengas muy clara esta clave en tu vida.

Paulo Coelho decía que es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante. [Retweet] Nos cegamos en conseguir resultados y no nos damos cuenta de que ¡la felicidad está en el camino! Pero no en cualquier camino. Ha de ser el camino de tus sueños.

Eduard Punset hablaba de ello en uno de sus programas donde comentaban que la ciencia había descubierto que la felicidad está en la antesala de la felicidad.

Sin embargo, ¿cuántas veces nos quedamos paralizados por las excusas? Es que… “suena muy bonito pero yo tengo que pagar mi hipoteca y tengo que alimentar a mis hijos, no estoy para tonterías”. Y yo me pregunto, ¿quién dijo que para perseguir tus sueños tengas que dejar de hacer esas cosas?

Siempre me acuerdo de una frase de Miguel Angel, el gran artista del renacimiento que decía: El problema no es que apuntes demasiado alto y falles. El problema es que apuntes demasiado bajo y aciertes. [Retweet] 

La vida es como es y no hay más. Somos nosotros los que tenemos que hacer la diferencia. Si estuviésemos en la edad media y tuviéramos que picar piedra lo haríamos si no quedase más remedio, pero tú puedes sentir que estás simplemente picando piedra, puedes sentir que estás puliendo aristas, dando forma, analizando cada detalle para que tu piedra quede perfecta o puedes sentir que estás construyendo una catedral.

Y lo que tengo claro es que si voy a picar piedra el resto de mi vida prefiero sentir que me levanto por las mañanas para construir una catedral. Porque ése será mi motor para seguir avanzando y no desfallecer ante los contratiempos del viaje.

Lo importante no es tanto el resultado obtienes sino en quién te conviertes en el camino. Y de todas formas piensa que te será más fácil atraer los resultados que quieres a tu vida haciendo aquello que ilusiona que haciendo aquello que tienes que hacer porque no queda otra.

Da lo mejor de ti al mundo. Haz tu aportación. Todos tenemos un tesoro oculto, nuestro talento. La clave está en “dar”.

¿Sabías que se han medido los niveles de felicidad en personas que se hacen un regalo a sí mismas y que son más bajos que cuando hacían un regalo para otra persona? Piensa en ello. Y piensa en que dar no sólo es comprar con dinero, también es dar tiempo, cariño, ejemplo, amor, conversación, apoyo, etc.

El director del Instituto Coca-Cola de la Felicidad, Carlos Chaguaceda, dijo en una ocasión que “La fórmula de la felicidad para los españoles es un equilibrio entre salud, dinero y amor”.

¿Y cómo llegamos a ese equilibrio? Me pregunto… a mí sólo se me ocurre una cosa:  logrando el equilibrio para con nosotros mismos.

Las 3 claves que te he propuesto contribuyen a ello:

–        Tomando acción, haciendo cosas diferentes saldrás de tus rutinas y nada mantiene un cerebro más joven que seguir aprendiendo y hacer cosas nuevas. Eso es salud. Estando en movimiento será más difícil que los malos hábitos y las rutinas destructivas te alcancen.

–        Manteniendo tu coherencia interna atraerás a tu lado a una pareja que encaje con quien TÚ eres. Tus amigos, compañeros y tu familia te mostrarán su confianza porque ven en ti a una persona que la ejemplifica. Eso es amor.

–        Persiguiendo tus sueños tendrás la energía suficiente para salvar todos los obstáculos, aquello que te separa de conseguir los resultados que quieres. Trabajarás más, lo trabajarás mejor y querrán contar contigo. Eso es dinero.

Son sólo 3 claves pero implementarlas de verdad en tu vida son ya de por sí un modo de vida, una forma de ver el mundo. Como te decía al principio, tu felicidad está directamente relacionada con la calidad de tus pensamientos que te hacen ver el mundo de una manera o de otra.

Espero que te haya gustado esta reflexión y aportes tu visión sobre el tema en los comentarios de más abajo.

Que tengas un feliz día y una feliz vida. 😉

P.D: Aquí te dejo la entrevista que me hicieron en el programa “La Radio Es Mía” de la RTPA que fue la que me dio pie a escribir este artículo.

 

Attribution:
Image: ‘Marina’s portrait II – IMG_8006 ed’ 
http://www.flickr.com/photos/99037763@N00/2385084652
Image: ‘dancing on top of the world’ 
http://www.flickr.com/photos/57375589@N05/10700049036
Image: ”Morning Rise’, Colombia, Tayrona National Park, Cabo+San+Juan,+Sunrise’ 
http://www.flickr.com/photos/44028103@N07/5395745944
Image: ‘Priska climbing the classic Star Check’
http://www.flickr.com/photos/39916636@N00/34410398

4 Respuestas

02.13.14

Como siempre, qué acertadas tus reflexiones. Me quedo con lo de que “la felicidad está directamente relacionada con la calidad de nuestros pensamientos” y pondré en práctica tus propuestas. Da gusto leerte. Un saludo.

Muchas gracias José! Gracias por aportar tu comentario y enriquecer así el artículo. Y gracias por estar ahí. Saludos.

02.13.14

Muchas gracias tengo una semana deprimida y estas reflexiones me están levantando el ánimo

Muy acertadas. Muchas gracias por compartirlas. Un abrazo

Deja tu comentario

* Nombre, Email y Comentarios son obligatorios

*

code

Buscar

Instituto del Optimismo



Optimismo Social




Archivos


Subscríbete al blog

Indica tu e-mail:


Mantén al día tu optimismo y sé el primero en enterarte de los nuevos post