Este post te dejará sin palabras

Este post te dejará sin palabras


Este post te va a dejar sin palabras y lo hará porque su transparencia y sencillez te conquistarán. Su mensaje va directo al corazón y da de lleno en la diana. No son palabras mías. Por eso compartirlas contigo es una manera de agradecer que hayan llegado hasta mí.

Antes de contarte esta historia quiero darte las gracias por la paciencia y pedirte perdón por el silencio de este mes.

He comenzado una nueva etapa y como todo cambio necesita un periodo de adaptación. Vuelvo con mucho ánimo y con la misma ilusión de ayudar a otras personas a inspirar sus corazones en el camino hacia el optimismo y la inteligencia emocional.

Sin ti que estás ahora mismo leyendo esto nada tendría sentido. Así que…gracias.

Quería que este primer post del 2013 fuese algo especial y no he encontrado mejor manera para hacerlo que utilizar las palabras de alguien como tú, alguien que me lee, me acompaña en el camino y me inspira cada día para hacer las cosas mejor.

Espero que el mensaje te emocione tanto como a mí.

Quiero dar las gracias a Jesús Manuel por haber accedido a publicar esta carta que en su día me envió de manera privada y sin ningún afán de ser publicada. Gracias Jesús por compartir con nosotros una lección de vida tan grande:

Soy  Jesús  Manuel  Cedeira  Costales, tengo 33  años,  soy licenciado en psicología y estoy realizando mi doctorado en psicología en la universidad de Oviedo. A  los  siete  meses   me  diagnosticaron  una  distrofia  muscular  espinal, también  conocida  como  enfermedad  de  Werning  Hoffmann, enfermedad  congénita, que  debilita  progresivamente  toda  la  musculatura  corporal, a  causa  de  esta  enfermedad, no  puedo  realizar  ningún  movimiento, salvo  el  de  cabeza, y  por  eso   me  traslado  en  silla  de  ruedas. Desde siempre María, ha ido cuidando y aumentando mi fe hasta tenerla tan grande como la suya, y aceptar este si del Señor.
Desde  pequeño  y  desde  un  principio  siempre  lo  asimilé, ya  que  desde  siempre  me  gustó  estar  informado del  proceso  de  mi  enfermedad. Por  mis  padres, siempre  fui  tratado, al  igual  que  otra  persona  normal, y  sin  diferenciación  de  mi  hermano, dieciséis  meses  menor  que  yo.  Tengo  mucha  ilusión  por  vivir. Nunca  estoy  amargado  o  aburrido. En  mi  ilusión  en  la  vida, ha  jugado  un  papel  importante, la  fe, que  de  forma  infusa siempre  me  ha  acompañado  en  los  momentos  más  importantes  de  la  vida.
Mi  enfermedad, sin  embargo  no  ha  podido  frenar  mi  deseo  por  llevar  una  vida  normalizada, sin  embargo  siempre  han  aparecido  trabas, pero  con  empeño. Y  cuanto mayores  son  las  trabas, más  fuerza  moral  tengo, y  más  lucho.
Mi  primer  contacto  con  la  enseñanza, vino  con  una  profesora  particular, pues  no  había  ningún  colegio que  tuviese  integración  cercano  a  mi  residencia. Con  mi  tenacidad  y  la  de  mi  familia, insistimos  para  mi  escolarización  ante  la  delegación  del  ministerio  de  educación, se procedió a  mi  escolarización, se  fueron  superando  las  barreras, curso  a  curso. Y  llegó  la  selectividad, superé  los  exámenes  orales  con  nota, como  para  optar  por  cualquier  carrera. Opte  por  psicología, y  aquí  comenzó  una  nueva  carrera.

Mi  llegada  fue  dura, el  primer  día  de  clase entre  y  me  puse  en  el  pasillo  en  la  primera  fila. Nadie  se  sentó  a  mi  lado. Así  pase   mi  primer  mes  en  la  universidad. Cada  día  mis  padres  me  trasladan  desde  Gijón  a  Oviedo, me  ayudan  a  entrar  en  el  centro, y esperan  el  final  de  las  clases. En  clase  fui  asistido  por  becarios, pero  no  fue  la  solución  más  correcta, actualmente, me ayuda  una  compañera, que  tras  cuatro  años  así, se  ha  brindado  a  ayudarme. Una  de  mis  mayores  dificultades  a  la  hora  de  estudiar, son  los  apuntes. Los profesores  no  me  los  facilitan, y cuesta  mucho  que  lo  hagan  mis  compañeros.
Las  barreras  arquitectónicas  son  muchas  pero  no  duelen  tanto  como  las  humanas. Lo  que  más  lamento  es  la  falta  de  compañerismo, pero  soy  luchador, he  abierto  camino  y  lo  seguiré  haciendo.
Hay  que  intentar  mantener  la  vida  y  los  ánimos  de  vivir  siempre. Cualquier  problema  que  se  pueda  tener siempre  terminara  por  resultar  más  fácil  de  llevar.
Gracias  por  haberme  leído  y  me  tenéis  a   vuestra  entera  disposición.

Después de leerlo varias veces hay varios mensajes que impactan con fuerza en mis pensamientos:

Tengo  mucha  ilusión  por  vivir. Nunca  estoy  amargado  o  aburrido.

Cuántas veces nos olvidamos de esa ilusión ¿verdad?

Teniendo un montón de recursos físicos, económicos, sociales… nos permitimos el lujo de perder la ilusión y de amargarnos. Resulta paradójico que alguien como Jesús nos lo recuerde con tanta contundencia.

En  mi  ilusión  en  la  vida, ha  jugado  un  papel  importante, la  fe.

Aquello en lo que crees es aquello que finalmente te sostiene. Igual que las raíces que sostienen a un árbol. ¿Cuáles son tus raíces? ¿Te lo has preguntado? ¿O tal vez estás yendo a la deriva mientras culpas al viento de tu dirección en la vida?

Encuentra tu fe, que estará dentro de un marco religioso o no, pero búscala, encuentra esa motivación que dé un sentido superior a tu vida. Y cómo buscarla? Haciendo preguntas. Sin preguntas no hay respuestas y sin respuestas hay insatisfacción, soledad y hastío. Cuando se habla de fe o espiritualidad siempre me acuerdo de las palabras de Javier Iriondo de su libro “Donde tus sueños te lleven.

Las  barreras  arquitectónicas  son  muchas  pero  no  duelen  tanto  como  las  humanas.

Esta ha sido una de las frases que más me ha marcado. Somos nosotros mismos los que creamos esas barreras a nuestro alrededor, las construimos con miedos, prejuicios, intolerancia, frustración, angustia, venganza y odio. Y luego nos preguntamos por qué no somos plenamente felices. De nuevo paradójico.

¿Sabías que la emoción que más nos paraliza y nos separa del resto de seres humanos es el miedo? Su porcentaje es del 43% frente al resto de emociones.

Desde aquí quiero unirme a Jesús para derribar uno a uno cada ladrillo de esas barreras. Y te pido que te unas a nosotros. Cuantos más seamos antes caerán. Y lo harán, porque todos los muros caen tarde o temprano.

Hay  que  intentar  mantener  la  vida  y  los  ánimos  de  vivir  siempre. Cualquier  problema  que  se  pueda  tener siempre  terminará  por  resultar  más  fácil  de  llevar.

Siempre. Y siempre es siempre. No olvides que tu enfoque determina tu camino.

Esta es mi promesa para este año. Grabar a fuego todas estas palabras. Frases que me repetiré una y otra vez hasta que formen parte de mi credo más inconsciente.

No se me hubiera ocurrido un manifiesto optimista y vital más directo que éste.

Acudiré a él cada vez que me enrede en las prisas del día a día, cada vez que me sienta insatisfecho o incomprendido. Volveré a leerlo en silencio para recordar lo absurdo de tropezar una y otra vez con la piedra de mirarnos el ombligo.

Todos tenemos el potencial de Jesús dentro de nosotros. El potencial de sentirnos vivos cada día a pesar de las circunstancias. El potencial de tomar la decisión de cambiar, de aportar algo bueno a este mundo. Tan sólo tienes que dejarlo salir y dejar de buscarlo fuera de ti.

Como decía el poeta Tagore: “La vida es la constante sorpresa de saber que existo”.

He hablado con Jesús Manuel y pronto grabaremos una entrevista en vídeo para compartirla con todos vosotros. Desde aquí te animo a que participes y me hagas llegar una pregunta que te gustaría plantearle. Si es seleccionada saldrá en el vídeo como parte de la entrevista.

¿Qué te gustaría preguntarle a Jesús?

Image: ‘[speachless.] 8/365‘  http://www.flickr.com/photos/25880282@N04/5159902612 Found on flickrcc.net

11 Respuestas

Tus Comentarios
Buenos días!! y qué hermoso y gratificante ha sido comenzarlo leyendo este post perfumado de amor a la vida, me recuerda el absurdo de nuestras preocupaciones y “limitaciones” autoimpuestas. Cada palabra de Jesús derrama optimismo, valor y fe, esa fuerza del corazón que propicia el nacimiento de todos los milagros. Y es su vida un milagro inmenso, superando cada traba en el camino con empeño y con una ilusión digna de elogio.

Dan ganas de olvidarnos un poco de nosotros mismos, o mejor dicho, pensando en el bien común, ayudar a los demás. Estas palabras son además un llamado a librarnos de nuestra indiferencia y poner nuestras manos amorosas en los hombros de aquellos que más lo necesitan. No es tan difícil y el resultado es infinitamente gratificante para el alma.

Muchas gracias Xarles por compartir este testimonio precioso de superación personal. Como bien dices es un manifiesto optimista y vital que merece la pena ser leído y releído hasta que su mensaje penetre en nuestra consciencia.

Seamos de los que construimos puentes de unión, no de los que levantamos barreras y muros que nos separan!!

02.03.13

Sin duda me has dejado sin palabras con este post. ¡Me han entrado ganas de irme a la universidad de Jesús a ayudarle con los apuntes! Jesús es un ejemplo de resiliencia impresionante y nos da una cura de humildad a muchos al leer sus palabras. Nos hace tomar perspectiva de la cantidad de tiempo que perdemos diariamente es preocuparnos o frustrarnos por cosas vanales.

Y yo le haría dos preguntas:

¿Qué le dirías a una persona que se encuentra sumida en una depresión grave, que ya no cree en nada?

¿Cuál es tu sueño después del doctorado?

Enhorabuena Xarles por el post y enhorabuena Jesús por esa fuerza e ilusión que mantienes casa día a pesar de tu enfermedad, me quito el sombrero.

Saludos,

Ana Hijón
http://www.depresionenprimerapersona.es

02.03.13

Gracias Xarles por compartir esta historia , esta tan lleno de vida y luz.

Ciertamente la cosmovisión que tiene Jesus es digna de ser transmitida, en cada línea escrita por el
se puede sentir la pasión que tiene por vivir y cuanto la vida que lleva lo emociona.

Realmente los seres humanos estamos tan centrados en nosotros mismos que nos robamos la bendición al negarnos conocer y ayudar a otros personas ya sea por miedo o por pre-juicios. Nos auto limitamos tanto al sumergirnos en nosotros mismos.

Creo firmemente que nuestra vida se apaga y carece de valor desde el momento en que cargamos la indiferencia y dejamos que este sea el menú de nuestro día a día.

Soy estudiante de psicología , entiendo que esta al ser una carrera noble y altruista debiera de tener adeptos a personas con un espíritu superior y con fuerte interés de ayudar a los demás. Me siento decepcionada y a la vez pre-ocupada al saber de lo indiferentes que han sido con Jesus gran parte de ellos pero al mismo tiempo me alivia enterarme de esta compañera y colega que se ha dispuesto a brindar, tiempo, amor , amistad.
En conclusión , los dispuestos a ayudar tal vez sean menos pero suman muchísimo mas e impactan porque siempre son los mejores. Jesus es extraordinario, mi admiración y total respeto y valoración por sus logros y por el ser que alberga y que es.

Esta frase al mismo tiempo de impactarme, la llevare conmigo como un marco para medirme a mi misma, para recordar que yo fui hecha para derrumbar paredes y crear puentes :

“Las barreras arquitectónicas son muchas pero no duelen tanto como las humanas.”

¿Mi pregunta para Jesus es como invierte su tiempo y cual es la pasión que lo motiva a parte de su fe ya que el menciona que nunca esta aburrido y amargado?

Saludos y éxitos totales.

02.03.13

Ciertamente me he quedado sin palabras, y lo único que se me ocurre decir es gracias.
Gracias a Jesús por su testimonio de vida, y gracias a los dos por compartirlo con nosotros.
Volveré a él siempre que mis emociones me traiciones.
Os deseo a ambos lo mejor.

02.03.13

Zuzel Amelia GRACIAS y me tienes a tu entera disposición.

02.03.13

Noelia
¿como invierto mi tiempo y cual es la pasión que lo motiva a parte de su fe ya que el menciona que nunca esta aburrido y amargado?
Investigo y realizo diversas acciones pastorales. Lo que me motiva a parte de mi fe es ver lo bello de vivir y disfrutar el dia a dia. GRACIAS y me tienes a tu entera disposición.

02.03.13

Ana Hijón
¿Qué le diría a una persona que se encuentra sumida en una depresión grave, que ya no cree en nada?
Pues le diría tu si que vales, en esta oscuridad en la que estas hay luz vida y con los apoyos adecuados conmenzaras a ver lo bello de vivir y tu mism@ seraz la cerilla que encienda la luz de tu vida sin oscuridad alguna mas.
¿Cuál es mi sueño después del doctorado?
Pues aspiro a trabajar en un trabajo donde aplique mis conocimientosy me desarrolle mas como persona.
GRACIAS y me tienes a tu entera disposición.

02.03.13

libreoyente GRACIAS y me tienes a tu entera disposición.

Yo no quiero hacer pregunta alguna , solo decir q el corazón se me estremeció al escuchar el relato , pero no por “pena” , sino por admiración . Yo no tengo las “limitaciones” de Jesus y soy incapaz de tener esa fuerza. Solo decir BRAVO!!!

02.03.13

miguel ángel llano GRACIAS y me tienes a tu entera disposición.

Un relato impresionante, si que nos dejo sin palabras y con una sonrisa en la boca. Un abrazo.

Deja tu comentario

* Nombre, Email y Comentarios son obligatorios

*

code

Buscar

Instituto del Optimismo



Optimismo Social




Archivos


Subscríbete al blog

Indica tu e-mail:


Mantén al día tu optimismo y sé el primero en enterarte de los nuevos post